miércoles, 11 de julio de 2012

principios fundamentales allanzar y errores mas comunes del pitcher y algunos consejos que te harán mejor


Principios fundamentales en la acción de lanzar12
·        Mantener la mano y dedos colocados por encima de la pelota.
·        Retrasar la rotación del tronco luego de ejecutado el paso hacia el home.
·        Alineación de hombros y codos a un mismo nivel.
·        Empleo del codo como guía para el lanzamiento.
·        Realizar todos los movimientos directamente hacia el home antes y después de la liberación de la pelota.
·        Movimientos de acción desencadenados del brazo, antebrazo, codo, muñeca, mano y dedos por ése orden en el momento del lanzamiento.
·        Distancia y perpendicularidad del paso hacia el home.
·        Fase de terminación de los movimientos (follow-through).

Errores técnicos más comunes
·        Colocación de mano y dedos por debajo de la pelota.
·        Mantener la pelota por debajo del nivel del hombro y codo de lanzamiento.
·        Llevar la pelota detrás de la cabeza.
·        Llevar el brazo de lanzar detrás de la línea media del cuerpo.
·        Mantener el codo por debajo del nivel del hombro de lanzar.
·        Realizar tirones o barrido del brazo de lanzar.
·        No utilización del codo como guía para el lanzamiento.
·        Deficiencias en el traslado del centro de gravedad durante los movimientos previos al lanzamiento (eje vertical).
·        Dificultades en el movimiento rotacional de las caderas y hombros sobre un eje horizontal.

El agarre de la bola
    Es importante para cada lanzador encontrar un agarre cómodo de la bola. 
Cada lanzador con o sin la ayuda de su entrenador seleccionará el agarre adecuado para cada él.
 Cuando esté agarrando la bola, es importante que la luz del día sea vista entre la palma de su mano y la parte de la bola más cercana a su mano. 

En otras palabras, no estrangule la bola en su mano. 
Es importante que se agarre la bola de igual manera cuando se vaya a lanzar una bola rápida que una curva. Cuando un lanzador tiene una bola muy rápida es aconsejable que realice un agarre a través de las costuras. 
Esto le permitirá a la bola levantarse. 
En cambio si es un lanzador de velocidad promedio, entonces deberá realizar un agarre por las costuras,
 lo cual normalmente determina llevar una cola o una acción de hundimiento. 
Cuando esté enseñando el cambio de velocidad o el cambio de paso, o entonces la bola está ordinariamente puesta atrás dentro de la palma de la mano en una posición de ahogado.

    No hay agarre único para cada lanzamiento, este depende del tamaño de la mano, de los dedos y de la comodidad del lanzador. 

Se debe señalar que solamente existe una diferencia de ¾ de pulgada entre la ubicación de los dedos por encima de la pelota entre la curva más grande y el lanzamiento en forma de tornillo (screwball). 

Teóricamente estos son los dos extremos del repertorio de un lanzador.

¿Cómo agarrar la bola?
                                            I.           Los lanzadores de velocidad que tiran por tres cuartos o más arriba generalmente agarran la bola con las costuras transversales.
                               II.           Aquellos que tiran más debajo de tres cuartos, agarran la bola sobre las costuras.
 El lanzador no debe cambiar el agarre de la bola en cada lanzamiento.
                                                               III.           Las dos formas de agarre más utilizadas son:
 por las costuras y atravesando las costuras.
                                                                                                               IV.           Los dedos índice y del medio no deben estar contraídos.
                                                                                                                                          V.           No se deben separar mucho los dedos.
                                                                                VI.           El pulgar debe estar retirado y apoyado en la bola por la parte ósea del dedo.
                                                                                                                                                VII.           La bola no debe estar ahogada.
                                        VIII.           Se debe hacer presión con la yema de los dedos al soltar la bola para una mayor rotación de la pelota.
                                                                                                                                        IX.           La pelota no debe agarrarse apretada.
    
Un buen grupo de lanzadores constituye la mejor de todas las armas con las cuales pudiera contar un equipo de béisbol.
    El camino hacia el éxito de éste tipo de jugadores está determinado por múltiples factores entre los que sobresalen los siguientes:
·        Nivel de preparación alcanzado para la competencia, o estado de forma deportiva.
·        Domino profundo de la técnica de los movimientos.
·        Una buena mecánica en la ejecución, dominio control y desarrollo de los distintos lanzamientos (básicos y especiales).
·        Autocontrol de sus propias acciones durante la competencia.
·        Factores emocionales y psicológicos.

Clasificación de los lanzamientos
·        Básicos:
1.     Recta: agarre por las cuatro costuras, por las dos costuras y sin costuras.
2.     Cambio: en lo profundo de la mano y el cerito.
3.     Curva: por todos los ángulos de salida de la bola.
4.     Slider: por todos los ángulos de salida de la bola.
 
Especiales
5.     Tenedor: tiene su mayor efectividad por encima y tres cuarto, aunque se tira también por el lado.
6.     Screwball: se tira preferentemente por el lado y tres cuartos del hombro.
7.     Sinker: se tira de dos formas distintas, una con variación natural y el que se tira por el lado del brazo, en situaciones de doble play.
8.     Knuckleball: se tira utilizando distintos agarres entre ellos los nudillos. Se tira en cambio y un poco más rápido.

Errores más comunes de los generales lanzadores
                                                                                                                                                                 I.           Problema con el control.
                                                                                                                                                      II.           No completar los movimientos.
                                                                                                                                                              III.           Tirar abierto o cruzado.
                                                                                                                                                                        IV.           Caer en el talón.
                                                                                                                                         V.           Se le ve la bola al iniciar el movimiento.
                                                                                                                                                  VI.           Tirar contra el cuerpo, cruzado.
                                                                                                                                                       VII.           La bola recta no se mueve.
                                                                                                                                                             VIII.           No es buen fildeador.
                                                                                                                                               IX.           Los lanzamientos se quedan altos.
                                                                                                                                                             X.           No realiza las asistencias.
                                                                                                                                                              XI.           Se cansa en los finales.
                                                                                                                                            XII.           Pasar el brazo con poca velocidad.
                                                                                                                                                        XIII.           No cuidar los corredores.

Consejos útiles
                                                                                                                                       I.           Tratar de buscar siempre el primer strike.
                                                                                                                                                 II.           Sacar el primer out de la entrada.
                                                                                                          III.           No descuidarse con ningún bateador por difícil que parezca.
                                 IV.           Cada vez que tenga un conteo favorable y vaya a tirar un lanzamiento en bola, hágalo sobre la zona pegada al bateador.
                                V.           Cuando un compañero comete un error por muy costoso que sea, ayúdelo, demuéstrele confianza, no lo critique.
                                                                                            VI.           Si es sacado del juego espere el relevo, él viene a ayudarlo, anímelo.
                                                                             VII.           Cuando termine una entrada concéntrese en el primer bateador de la próxima.
                                                                 VIII.           Pensar anticipadamente en qué zona va a lanzar y tener confianza en el lanzamiento.
                                                                                                                IX.           No tirarle cambios de velocidad a los bateadores flojos.
                                                                                                        X.           Utilice la espalda para evitar lesiones y poder tirar más fuerte.
                                                                                                                                      XI.           No quitarle a la bola para marcar strike.
                                                                                                                                                       XII.           Cuidar bien los corredores.
                                                                                                                      XIII.           Respetar a su director, asistente y entrenadores.
                                                                                                                                      XIV.           No preocuparse el día ante de lanzar.
                                                                                                                                                XV.           Realizar un buen calentamiento.
  
  El dominio de la técnica deportiva se realiza en el proceso de aprendizaje según el siguiente esquema: Primeramente, en el deporte se crea representaciones motoras, después vienen los intentos por realizarlas prácticamente, y más tarde, por medio de las repeticiones de lo estudiado, se adquiere el conocimiento que posteriormente habrá de convertirse en un hábito motor.
    Para concluir debemos señalar que un lanzador no se hace en un corto plazo, ya que este comienza desde edades tempranas y su desarrollo continúa a través de los años.
Desarrollo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada