jueves, 28 de junio de 2012

Fundamentación teórica metodológica sobre el entrenamiento de la fuerza explosiva en el béisbol


La velocidad de lanzamiento de pitcher es una de las acciones principales sobre las que giran el béisbol. En muchos movimientos, la fuerza y la velocidad están directamente relacionadas. Esta relación se atribuye a las propiedades del músculo esquelético, así como a su posición y uso.
Hill (1938) describe una relación hiperbólica entre la fuerza y la velocidad de músculos.
Diversos estudios relacionados con la relación entre el incremento de velocidad con el entrenamiento con sobrecargas hacen que la velocidad de lanzamiento del pitcher en béisbol aumente considerablemente.
Acerca del lanzamiento, varios estudios demostraron que el aumento del peso en el balón hace que la velocidad disminuya (Toyoshima y Miyashita, 1973; Kunz, 1974; Toyoshima et al, 1976).
Por otra parte Toyoshima y Miyashita (1973) y Toyoshima et al. (1976) determinaron la relación entre máxima velocidad de bola y el peso de la bola utilizando pelota con pesos que varían de 0,1 a 0,5 Kg.
Otro aspecto estudiado por diversos investigadores es la contribución de los segmentos corporales para el lanzamiento. Toyoshima y Miyashita (1973) demostró que al suprimir el uso de más segmentos corporales durante el lanzamiento de la pelota, disminuía la velocidad de la pelota siendo igual el peso de éstas. Observaron que existía una relación negativa entre la fuerza máxima y la máxima velocidad del balón, así como también entre el peso de la bola y la velocidad de ésta.
Otro estudio (De Renne, 1990) demostró que no existía un aumento significativo de velocidad por aumentar la carga de entrenamiento con respecto a los que la disminuían.
1.1 Caracterización del béisbol.
Podemos ver que en el béisbol por su parte se destaca como una excepcional combinación que promueve la actuación individual en un marco colectivo. Si el enfrentamiento directo del bateador y el lanzador aporta el espectáculo individual, las rotaciones defensivas de los jugadores de campo demuestran que la efectividad del equipo depende de su funcionamiento colectivo. Este deporte combina la habilidad física con la capacidad mental. Ningún deporte colectivo tiene una estrategia y un sistema de anotación como los del Béisbol. Además lo practican personas de cualquier peso y estatura. En cuanto a sus orígenes es difícil conocer exactamente la procedencia del béisbol, aunque se afirma que es una variación del críquet inglés. Sin embargo, expertos del tema coinciden en señalar a Abner Doubleday y Alexander Cartwright como los auténticos creadores del juego tal y como es actualmente. Fue a comienzos del siglo IXX en Estados Unidos, cuando en las ciudades la mayor parte de la gente jugaba al críquet, pero era en los pueblos y comunidades rurales donde se jugaba más al rounders antecedente directo del Béisbol. Desde el punto de vista energético el béisbol es un deporte variable, en cuanto al uso de estos sistemas, la práctica del mismo por su duración es básicamente aeróbico, todas las acciones ofensivas y defensivas son anaerobias alactácidas pues ninguno, aún las más largas, sobrepasan los 10 segundos de ejecución. Esto permite que los atletas se mantengan en juego alrededor de dos horas y media durante cada partido sin grandes esfuerzos físicos. El béisbol, por las características de sus acciones, es considerado un deporte de variabilidad en sus esfuerzos y de rápida ejecución al tenerlos que realizar de forma inesperada y dinámica en un corto período de tiempo; por lo que las acciones variables de reacción, coordinación, cooperación mutua y comunicación, predominan en todo el accionar del juego. El juego no comienza hasta que el pitcher (lanzador) lanza la bola hacia el bateador del equipo contrario, quien intenta batear (golpear con el bate) la bola hacia el interior del terreno de juego.
1.2 Clasificación de la fuerza muscular desde el punto de vista metodológico.
Convencionalmente nosotros preferimos hablar de fuerza y resistencia local aquella que se da en un 1/3, o 5/6 del organismo como puede ser de un brazo, de una pierna característicos en muchos lanzamientos como son: jabalina, disco, el lanzador en béisbol, la pierna de despegue en los saltos de altura que aunque tienen la participación de otros planos como son las piernas predomina la fuerza de algunos músculos fundamentales desde el punto de vista agonista que participan en la acción. Aquí predomina por lo general la fuerza explosiva.
Fuerza regional
La fuerza regional es la capacidad de vencer resistencias exteriores con esfuerzos neuromusculares por grande planos de músculos que es por lo general alcanza 1/2 a 2/3 del organismo, así tenemos la fuerza de las extremidades inferiores del tronco de extremidades superiores, como son en los brazos para el lanzamiento del martillo, tranco, brazos en el trabajo del gimnasta en las anillas y barra fija, fuerza de piernas en el salto del saltador de triple salto, fútbol, etc.
Fuerza total
Se denomina fuerza total a la fuerza de todos los planos musculares del organismo, en un tipo de actividad deportiva que por sus características que tenga necesidad, los atletas practicantes de estas de desarrollarlos para su preparación, tenemos el caso de los pesistas, luchadores, nadadores, etc.
Desde el punto de vista metodológico esta clasificación tiene una gran incidencia en la preparación especial del deportista ya que al modelar los parámetros de la técnica con ejercicios fundamentalmente preparatorios y auxiliares se debe fortalecer los músculos que participen directamente en la acción competitiva en la misma dirección amplitud, potencia y trayectoria de los ejercicios elegidos para la competencia por lo que el binomio atleta-entrenador deben conocer los músculos fundamentales que participan.
1.2.1 Atendiendo al peso del Deportista.
Fuerza absoluta y Relativa
Por lo general en las competiciones importantes de Levantamiento de Pesas se elige el pesista más fuerte a través de un coeficiente que toma en cuenta el peso de cada atleta y el peso máximo levantado que algunos autores llaman fuerza relativa.
Esta no es más que la magnitud de fuerza que corresponde a un kilogramo de peso y opuestamente a esto tenemos la fuerza absoluta, que es la fuerza que aplica el hombre independientemente al peso corporal, que en muchos de los casos se mide con el peso máximo levantado en los test con palanqueta ejemplo: cuclillas, arranque, fuerza acostada, etc. También con dinamómetros u otros equipos especiales diseñados al respecto.
FUERZA ABSOLUTA
FUERZA RELATIVA = --------------------------
PESO CORPORAL
Desde el punto de vista metodológico es importante valorar que para los deportes denominados de fuerza rápida es muy importante la fuerza absoluta ya que en si partimos de que atletas de un alto nivel competitivo la fuerza absoluta crece en la misma medida que se aumenta la masa o el peso corporal se necesita de un incremento de la masa corporal activa por lo general los lanzadores de peso son de constitución mientras que para los deportes que junto a la fuerza utilizan desplazamientos existe un predominio de la fuerza relativa, situación que puede observarse en los deportes de combate en la gimnástica donde planteó Matveev y Novikov como ejemplo la suspensión con brazos en cruz puede ser ejecutada únicamente por los deportistas cuya fuerza relativa en este movimiento es denominada a un Kilogramo por dos kilogramos de peso corporal.
1.3 Clasificación de las direcciones de la Fuerza.
Monografias.com
Fuerza máxima:
Plateamos la fuerza por diferentes autores como Novikov (1977), Matveev (1984), Harre (1973) y Forteza (1988) lo denominan como fuerza propiamente dicha, la fuerza máxima se define como fuerza superior que puede ejecutar un grupo muscular con una máxima oposición. Este tipo de esfuerzo se da a través de una contracción voluntaria.
La fuerza máxima supone las posibilidades que el deportista puede demostrar durante una contracción muscular voluntaria, Platonov (1995), este autor plantea que la fuerza máxima del ser humano no debe ser identificada con la fuerza absoluta, que refleja las posibilidades de reserva del sistema neuromuscular. Dichas posibilidades no pueden manifestarse totalmente incluso con una estimulación máxima voluntaria, sino que solamente lo pueden hacer en condiciones de acciones externas especiales (extensión de la musculatura totalmente contraída.)
Ortiz Cervera (1996), la define como la capacidad que tiene el aparato neuromuscular y músculo esquelético de generar la máxima tensión posible sin tener en cuenta el tiempo que dure esta tensión.
Cuando se habla del vencimiento de una máxima oposición lógicamente se enmarca en la oposición a pesos, cargas externas como son las pesas e
implementos de todo tipo (tensores, balas, discos, el peso de un compañero, entre otros) y el mantenimiento estático de una resistencia dada. De ahí que Frey (1977) y J. Mora Vicente (1995) la dividan en fuerza máxima estática y dinámica teniendo que:
Fuerza máxima estática: es la mayor fuerza que el sistema neuromuscular puede ejercer con una contracción voluntaria contra una resistencia insuperable.
Fuerza máxima dinámica: es la mayor fuerza que puede realizar el sistema neuromuscular con una contracción voluntaria en la ejecución de un movimiento gestual.
Es importante señalar con el concepto antes expresado sobre fuerza máxima estática, el autor no coincide pues las magnitudes han de igualarse en la fuerza estática y no pueden ser superiores, ya que si esto sucede se produce una fuerza tipo dinámica con el sentido y dirección del movimiento de la superior pudiendo ser excéntrica o concéntrica.
Rápida explosiva:
Grosser (1985)." La fuerza que funciona en un tiempo más breve", o Forteza (1988), que la señala, "esta se manifiesta al demostrar una magnitud de fuerza en el menor tiempo posible".
Kuznetsov (1990) se refiere a la fuerza explosiva y dice que se revela ante el vencimiento de resistencias que no alcanzan las magnitudes límites, con máxima aceleración.
Esta forma de manifestarse la fuerza está estrictamente vinculado con la velocidad de los movimientos aislados, o sea, que determina en gran medida, el rendimiento en los movimientos que exigen una gran velocidad inicial.
Buhrle, Shmitblekher (1981).
La fuerza rápida explosiva se expresa al aplicar niveles máximos de fuerza en el menor tiempo posible (newton*seg.) ante resistencias relativamente bajas aproximadamente un 30-40 % al 55 % del peso máximo movilizado en un test de una máxima repetición. (Naclerio, 2002, Bompa, 2001)
1.4 Mecanismos y manifestaciones de la fuerza:
La fuerza se puede entrenar a través de tres mecanismos:
1.    Mecanismo estructural:
Está ligado a la hipertrofia. Se puede considerar la base de todo, es el primero que hay que entrenar: 13 años en adelante para niñas y 14 años en niños. En los jóvenes no aumenta mucho la hipertrofia por influencias hormonales.
Las cargas entre el 50% y 80% del máximo. Hipertrofia significa un aumento del área transversal del músculo debido a:
2.    Aumento del número de mió fibrillas
3.    Aumento del tamaño de las mió fibrillas

1.4.1 Mecanismo nervioso:
Podemos hablar de tres formas:
1. Reclutamiento de unidades motoras: la diferencia entre una persona entrenada y otra no entrenada es la cantidad de unidades motoras que ponen en marcha. Esto se trabaja con cargas del 0% al 80%. Con cualquier carga se consigue aumentar el número de motoneuronas. Una vez que tengo a todas las motoneuronas tengo que hacer que trabajen todas a la vez y eso es la sincronización.
2. La sincronización: cargas del 85% al 100% y por último
3. La coordinación intramuscular: entre los músculos agonistas y antagonistas que sería el aprendizaje de la técnica.
Por tanto la HIPERTROFIA se trabaja con muchas repeticiones y poca carga, aproximadamente el 60-70% de la máxima contracción voluntaria.
Y la COORDINACIÓN INTRAMUSCULAR con menor número de repeticiones y mayor carga, aproximadamente el 80-90% de la máxima contracción voluntaria.
3- Mecanismo elástico: aquí se tendrá en cuenta:
* Componente elástico en paralelo (fascina; el tejido conectivo: epimisio, perimisio, endomisio) que es el elemento pasivo. A mayor componente elástico en paralelo mayor fuerza total.
*componente elástico en serie (puentes de actina-miosina)
Manifestaciones de la fuerza:
Monografias.com
1.5 Existen diferentes tipos de fuerza.
Clasificación o tipos de fuerza citado por el Profesor Rodrigo Villa magna
Fuerza máxima: Capacidad de generar una tensión (neuromuscular) máximo a desarrollar isométrica y/o dinámica (1 RM, una repetición máxima).
ü  Es la fuerza más alta que un individuo puede ejercer durante una contracción voluntaria.
Fuerza explosiva: determinada entre el nivel de tensión y la velocidad de ejecución (contracción). Está determinada por dos tipos de contracciones, concéntrica y excéntrica.
La potencia se refiere a la capacidad del sistema neuromuscular para producir la mayor fuerza posible en el período de tiempo más corto.
Fuerza reactiva: ciclo de Doblemoni, se produce un aprovechamiento de la energía elástica. Se produce una gran reacción a la velocidad, es decir que debe ser a máxima velocidad. Sobre una contracción excéntrica se reacciona una tensión concéntrica.
Fuerza resistencia: capacidad de oponerse con un nivel de tensión con muchas repeticiones.
ü  Es la capacidad de oponerse a la fatiga, en rendimientos de fuerza prolongados o repetitivos.
Monografias.com
1.6 Clasificación de la fuerza explosiva
En la revisión de la bibliografía se pudo constatar que hay diversas clasificaciones sobre fuerza explosiva, las que aparecen a continuación:
Fuerza explosiva: es la fuerza que se expresa por una acción de contracción lo más potente posible, partiendo de una situación de inmovilidad de los segmentos propulsivos. Mora J. (1995). Este mismo autor considera además la siguiente clasificación:
1. Fuerza explosiva-elástica: es la fuerza que se expresa como consecuencia de la energía almacenada en el músculo al estirarse (fase excéntrica) y que se utiliza en la propulsión siguiente.
2. Fuerza explosiva-elástico-refleja: se diferencia de la anterior en que se realiza de la forma más rápida posible, con una amplitud más limitada y la fase excéntrica es más intensa.
Para Fleitas, y cols (tomado de v.v: kuznetsov) (1990) la fuerza explosiva se revela ante el vencimiento de resistencias que no alcanzan las magnitudes límites, con máxima aceleración (se manifiesta durante el carácter motor).
Jürgen Hartmam (1998)
Define la fuerza rápida como la magnitud de fuerza interna que el sistema nervioso muscular puede desarrollar por unidad de tiempo mediante contracciones voluntarias (velocidad y alcance de la fuerza desarrollada) y el tiempo que se puede mantener esa manifestación de la fuerza.
Otros autores como González Badillo, J y E. Gorostiaga (1995) consideran que la fuerza explosiva se corresponde con el mayor incremento de fuerza por unidad de tiempo. Estos autores consideran que se debe tener presente que la fuerza elástica explosiva, se corresponde con los mismos componentes de la fuerza explosiva, pero unido al componente elástico del músculo.
1.7 Principio del entrenamiento de la fuerza
El entrenamiento de la fuerza es un proceso metodológico complejo los principios intentan explicar las leyes de adaptación funcional, ellos son una guía para la planificación organizada y ordenada.
Sobre carga o de incremento progresivo de la carga: es necesario aumentar el estimulo de una carga en forma progresiva.
Versatilidad: los deportistas actualmente entrenan muchas horas, esto lleva la monotonía y el aburrimiento haciendo decaer la motivación y las ganas de superación.
La variedad del entrenamiento es necesaria para mejorar las respuestas al entrenamiento.
De individualidad: cada deportista responde de forma diferente a cada carga.
De especificidad: el entrenamiento debe ser elegido convenientemente con las demandas de cada deporte, teniendo en cuenta:
? El sistema energético dominante en cada deporte.
? Los grupos de músculos específicos involucrados.
1.6 Métodos del trabajo de la fuerza explosiva.
Para mejorar este tipo de fuerza vamos a proponeros 7 métodos distintos que son:
1.    método de intensidades máximas,
2.    concéntrico puro,
3.    de contraste con cargas altas y ligeras,
4.    de esfuerzos dinámicos,
5.    excéntrico-concéntrico explosivo,
6.    pliométrico,
7.    específico con cargas.
En casi todos ellos se dice que no se debe de pasar de un número de repeticiones determinado para no entrar en resistencia.
Claro, estos métodos son solo fuerza explosiva.
Tendríamos que entrenar la fuerza-resistencia con otros métodos complementándolos todos en una planificación correcta y acorde con nuestros objetivos.
En definitiva el entrenamiento de la fuerza explosiva es específico de cada deporte, y debe de moverse en parámetros de resistencias, series, repeticiones y pautas que permitan una manifestación de velocidad y potencia cercanas a las necesarias en la competición.
Si el entrenamiento de explosividad no se realiza como se explica a continuación se podría caer fácilmente en el entrenamiento de resistencia, aunque sería un entrenamiento de resistencia específica de nuestro deporte.
Importante: Todos los entrenamientos de fuerza explosiva deben de considerarse como un complemento de los de fuerza máxima, es decir, una vez conseguido el nivel de fuerza máxima que se quiere es necesario que su manifestación en el gesto deportivo se produzca en el menor tiempo posible.

Método de intensidades máximas:
Intensidad: 90-100%, por ejemplo si en una RM (repetición máxima), se levanta 100kg aquí se trabajará con 90-100kg.
Repeticiones por serie: 1-3
Series: 4-8
Descanso entre series: 3-5minutos
Velocidad de ejecución: máxima-explosiva.
Efectos: incremento de la fuerza máxima sin hipertrofia por su efecto sobre factores nerviosos, aumenta fuerza explosiva, mejora coordinación intramuscular, se incrementa fuerza sin mucho volumen de trabajo.
Observaciones: no hacer con principiantes, riesgo de lesiones, combinarse con métodos de cargas medias y ligeras, requiere un alto nivel de motivación.

Método concéntrico puro:
Consiste en realizar contracciones explosivas concéntricas sin previo estiramiento o contra movimiento.
Se parte de velocidad 0. Se suprime en definitiva la fase excéntrica del movimiento.
Intensidad: 60-80%
Repeticiones: 4-6
Series: 4-6
Pausa: 3-5 minutos
Velocidad: Máxima/explosiva.
No se agotan las posibilidades del sujeto en cuanto al número de repeticiones por serie. Dejar un margen de 2-5.
Efectos: fuerte activación nerviosa, mejora de la fuerza explosiva, se debe aplicar en las tres últimas semanas antes de la competición.

Método de contrastes:
Consiste en la utilización de pesos altos y ligeros en la misma sesión de entrenamiento.
Según Cometti (1990), lo clásico es realizar 6RM con cargas máximas intercalando entre ellas cargas ligeras (40-50% de la RM), Los dos tipos de series se realizan a la velocidad máxima posible.
Hay infinidad de combinaciones posibles, es perfecto para romper la monotonía del entrenamiento, puedes variar ejercicios isométricos con concentrico-excéntricos, utilizar cargas ligeras, medias, pesadas... lo que quieras. Ejemplo:
1repeticion al 95%+6repeticiones al 40%+6repeticiones al 70%+1r al 95%+6r al 40%+6r al 70%.
Este método tiene importancia sobre la fuerza máxima así como sobre la explosiva, por supuesto no debe ser usado en principiantes, en intermedios se puede utilizar pera salir de la rutina, en avanzados se utilizara para mejorar de la fuerza máxima.

Método de esfuerzos dinámicos:
Intensidad de 30-70%
Repeticiones de 6-10
Pausa: 3-5 minutos
Velocidad: máxima, explosiva.
No se deben agotar las posibilidades máximas de esfuerzo, sino se estaría entrando en el ámbito de la resistencia.
Efectos: menor efecto sobre la fuerza máxima, mejora de la sincronización, permite desarrollar la máxima potencia con cargas altas y ejercicios simples.

Método excéntrico-concéntrico explosivo:
Intensidad del 70-90%
Repeticiones por serie: 6-8
Series: 3-5
Pausa: 5m
Este método según Schmidtbleicher (1992). 
La fase excéntrica del ejercicio se realiza oponiendo la menor resistencia posible, se deja caer el peso libremente para realizar la fase concéntrica de forma explosiva, este paso de excéntrica a concéntrica debe ser lo más rápido posible, si el ejercicio lo realizamos como se ha indicado la tensión `provocada será del 200% del peso utilizado.
Este método por sus características puede ser considerado como una variante del método pliométrico con cargas.

Método Pliométrico
Como dijimos las contracciones pliométricas son todas aquellas que se componen de una fase de estiramiento seguida de forma inmediata de otra de acortamiento. Por lo tanto, la mayoría de las acciones que realizamos en la vida ordinaria son de carácter pliométrico.
En la práctica deportiva se asocian con este tipo de contracción de forma especial
ü  los saltos,
ü  los lanzamientos y l
ü  os golpeos, tanto en situaciones de competición como de entrenamiento.
Los ejercicios elegidos para hacer pliometría deben reproducir el movimiento de competición o aproximarse a ellos.
ü  Los ejercicios pliométricos no se limitan a los clásicos saltos,
ü  sino que también existe una gran variedad de posibilidades para los brazos,
ü  tanto en ejercicios libres con el propio peso corporal como resistencia,
ü  como con aparatos especiales;
ü  plano inclinado,
ü  tanto para piernas como para brazos.
ü  También los lanzamientos no específicos con balones más o menos pesados contribuyen a enriquecer el arsenal de posibilidades de este tipo de entrenamiento.
ü   
Método de ejercicios específicos con cargas.
Se trata de realizar el gesto de competición o muy próximo a él.
Un ejemplo seria el alternar entrenamientos con guantes de 16 onzas con entrenamientos sin guantes.
Para kuznetsov (1988) este es el método de efecto variable. Las cargas ya vez que deben ser cercanas a las de la competición con el fin de no perturbar la técnica sino este entrenamiento se convertiría en un paso atrás.

1.9 Diferentes componentes del entrenamiento de la fuerza explosiva.
La fuerza explosiva es uno de los componentes de la fuerza más entrenados en la actualidad, y si no me equivoco el más importante por estos tiempos.
La aparición del profesionalismo ha llevado a los deportes a mejorar día a día hasta límites inimaginables, y esta vorágine ha hecho que los deportistas necesiten maximizar sus capacidades, para llegar a ser los mejores y estar a la altura de las exigencias.
ü  Hoy no existe deportista que no necesite ser rápido y fuerte, siendo esta composición la más buscada por los entrenadores.
Ahora, entrando en el tema que hoy nos ocupa, definimos a la fuerza explosiva como aquella que produce la tensión neuromuscular más grande posible en el tiempo más corto durante una trayectoria dada.
También describe la capacidad para aumentar con rapidez la fuerza de trabajo hasta alcanzar la máxima.
A su vez la fuerza explosiva está formada por cuatro componentes bien distinguibles que pueden ser entrenados en forma independiente para mejorar una o varias características de esta capacidad:
1.    Velocidad absoluta
2.    Fuerza inicial
3.    Fuerza de aceleración
4.    Fuerza absoluta
Estos cuatro componentes se manifiestan en cualquier movimiento deportivo ejecutado con una tensión muscular voluntaria máxima, y son intrínsecos a todos los deportistas de distintos niveles en cuanto a condición física y especialización durante los regímenes de trabajo isométricos y dinámicos de trabajo muscular.
Ø  Se ha llegado a la conclusión de que el entrenamiento no cambia la estructura de estos factores de las capacidades de fuerza y velocidad.
 Sin embargo, la importancia relativa de cada factor, la necesidad de poseer una capacidad particular de la fuerza, y la contribución de cada factor al perfil de la condición física general se alteran dependiendo del carácter y sobretodo del énfasis del entrenamiento (Verkhoshansky, 1972, 1973).
La fuerza absoluta no determina el resultado de un trabajo en el instante inicial de la tensión muscular ni la fuerza máxima de los movimientos contra una resistencia externa pequeña.
Sólo se relaciona con la fuerza explosiva máxima cuando la resistencia externa es grande.
La fuerza absoluta no sólo no asegura el desarrollo de la velocidad absoluta del movimiento, sino que tiende a ejercer justo el efecto contrario.
Sin embargo cuando el movimiento se ejecuta contra una resistencia externa, cuanto mayor sea ésta, más dependerá la velocidad de la fuerza absoluta.
No todos los componentes contribuyen de igual manera al resultado del trabajo de la fuerza explosiva.
Según cuales sean las condiciones, uno u otro desempeñarán un papel preponderante, y por lo tanto mostrarán el potencial principal para producir un intenso desarrollo.
La participación en mayor o menor medida durante la ejecución de actos motores potentes hace que las capacidades, debido a su independencia neuromuscular, se unan no estructural sino funcionalmente.
Dicho de otro modo, se integran para producir una capacidad general nueva, regulando la interacción, resolviendo las tareas motrices generales y al mismo tiempo manteniendo su individualidad y su capacidad para establecer cualquier tipo de unión funcional exigida por las condiciones cambiantes de la actividad.
La tendencia general se puede establecer así:
Ø  cuanto menor es la resistencia externa (por consiguiente más rápida y corta su duración), mayor es el papel desempeñado por capacidades como la fuerza inicial y la capacidad para desarrollar una velocidad absoluta alta.
Ø  A la inversa, cuanto mayor sea la resistencia externa, mayor es la importancia de la fuerza de aceleración y la fuerza absoluta.
Ø   
10.1 Característica de los lanzadores de béisbol.
Podemos caracterizar a los lanzadores con extremidades largas y brazos fuerte y explosividad en los lanzamiento, donde el pitcher es el encargado de controlar la ofensiva y debe estar preparado desde todo punto de vista, pichear es un arte de dominar al bateador y para ello de conocer las bolas que conectan los bateadores rivales y por ende, las que les hacen daño, además debe saber dónde poner la bola en cada uno de los lanzamientos, esta es una de las técnicas de su éxito, también debe concentrarse mucho y olvidar lo que ocurre fuera del terreno de juego.
Ø  Donde a su vez se ven implicados gastos energéticos en el organismo debido a su trabajo aerobio, su actividad física es realmente extenuaste.
Según datos referidos en el Tratado de Fisiología de Moretones, un jugador de béisbol gasta 250 Kcal. /h, un lanzador 390 Kcal./h y un trabajador dando pico y pala 400 Kcal./h.
Ø  Nótese la diferencia entre el gasto energético de los diferentes grupos posiciónales del béisbol y el obrero que trabaja arduamente.
 Un gran número de estudios científicos consideran que debido a las características de los lanzadores, que deben trabajar durante un largo tiempo y requieren un gran nivel de resistencia, pero que a la vez deben realizar movimientos rápidos y potentes durante el lanzamiento, una buena proporción de fibras musculares pudiera ser 40/60 con predominio de fibras tipo I.
Ø  Durante la actividad del lanzamiento se ven implicados grandes grupos musculares que van desde:
Ø   los músculos lubrícales de los dedos,
Ø  ínter óseos,
Ø  oponente y abductor del pulgar (encargados del agarre de la pelota),
Ø  pasando por los músculos extensores y flexores de la muñeca,
Ø  así como el grupo de los pronadores y supinadores ante braquiales (rotadores)
Ø  hasta el importante grupo de músculos que forman el manguito rotador del hombro (pertenecientes a la musculatura escapulo humeral, sub.-grupo profundo, escapulo tuberales). Estos son músculo subscapular, supra espinoso y redondo menor.
En la propulsión del sistema con aceleraciones fuertes, la musculatura de los glúteos se convierte en el enlace fundamental entre las potencialidades musculares que establecen la extensión de la pierna y la estabilidad o consolidación vertebral.
En las acciones de soporte y propulsión tiene un papel fundamental
el pie como sistema copular y los músculos y ligamentos propios del mismo, así como, los de la articulación del tobillo.
Ø  Como puede apreciarse la implicación reiterada de grandes grupos musculares alrededor de once lanzamientos por entrada para los atletas de gran nivel, ocasiona necesariamente una gran movilización de las reservas energéticas y activación endocrina a través de la estimulación del eje hipotálamo - hipofisario con la producción de catecolamina por la médula suprarrenal.
Estas actúan en el control circulatorio, provocando cambios en la frecuencia cardiaca y en la presión sistólica.
Cuando existen buenos hábitos de vida como es la estabilidad psicológica con el medio de interacción habitual, sueño adecuado en cantidad y calidad, dieta requerida, ausencia de hábitos tóxicos, y un entrenamiento bien organizado estructuralmente individualizado y con buena relación trabajo - descanso, así como, el uso de los diferentes métodos de recuperación, el lanzador está preparado para enfrentar y soportar mejor este régimen de acción.
10.2 Caracterización de la edad Escolar.
? En esta edad debe ser capaz de valorar como transcurren cada uno de los elementos y las acciones que se dan en la ejecución de la actividad, por consiguiente el tiempo y el espacio son dos variables que se manifiestan de una manera precisa.
? El jugador debe poseer la capacidad para valorar en una dimensión amplia o en un espectro amplio, donde se realizan las diferentes situaciones de juego, los componentes en la realización de acciones tácticas ofensivas o defensivas, ósea su campo de acción.
? El desarrollo debe poseer una mejoría elevada del campo visual, es decir del campo en el que se presenta las diferentes variaciones de las acciones de juego, en las que actúan sus compañeros y los contrarios.
? Es imprescindible que en los lanzadores de béisbol escolar en esta edad debe desarrolle una gran imaginación creadora de las situaciones que presenta el contrario, es por ello que el pensamiento táctico representa un importante papel en la solución de los problema.

Errores más comunes en la mecánica del lanzamiento
Un dominio amplio y profundo de la técnica correcta de los movimientos de lanzar nos da la posibilidad en forma inmediata de detectar los errores más comunes que suelen presentarse durante estas ejecuciones técnicas.
Aislar un error a tiempo y proceder a su eliminación, aunque esto conlleve un retraso en el proceso de enseñanza aprendizaje al final será tiempo y efectividad que hemos ganado en este trabajo, ya que en los primeros estadíos del desarrollo de esta mecánica podemos acudir a innumerables recursos e incluso trabajar con otros elementos de forma aislada que permitan a la postre una correcta ejecución técnica.
Estos errores los caracterizaremos en el siguiente orden.
·         1. Paso de retroversión del pie de péndulo muy largo.
·         2. No girar en el metatarso del pie de pívot.
·         3. No flexional el pie de pívot.
·         4. El tronco y la cabeza fuera de la línea vertical cuando se eleva la rodilla con el pie de pívot extendido.
·         5. Hombro fuera de nivel en la posición ante descripta.
·         6. Paso para lanzar demasiado largo o demasiado corto.
·         7. No flexionar el pie delantero en la caída.
·         8. Caer con el pie delantero de manera inadecuada; con el talón, con el metatarso o con el borde exterior del pie.
·         9. Rotar con demasiada prontitud la cadera hacia delante.
·         10. Rotación y flexión anticipada del tronco con relación al brazo.
·         11. Flexión anticipada del codo para lanzar, no extendiendo como se debe la palanca hacia atrás.
·         12. Lanzar con el codo demasiado bajo.
·         13. No flexionar el codo adecuadamente en el punto medio cuando la mano se encuentra al nivel de la cabeza.
·         14. No realizar el movimiento final en forma de latigazo.
·         15. Poco trabajo de la mano y los dedos en el momento final.
·         16. No flexionar el pulso hacia atrás cuando la mano se encuentra sobre el hombro
·         17. Elevar demasiado el brazo de la mano del guante y no realizar el movimiento de tranque o de cierre.
·         18. Quitar la vista del punto de referencia durante la ejecución del movimiento.
·         19. Arrastrar demasiado el pie de pívot al lanzar la bola.
·         20. Dar el paso con el pie de péndulo demasiado abierto o cerrado (fuera de la línea central
·         21. Un inadecuado agarre (incorrecta colocación de los dedos). Que no le permita el control de la bola.
·         22. No relajarse al final de la recuperación.
·         23. No caer al final en la recuperación, con los pies paralelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada