lunes, 12 de marzo de 2012

tips para batear

Ubicación del bate en las Manos
El como ubicar el bate en las manos es un tema que he podido notar se le da más importancia de lo necesario.
El batear es difícil por naturaleza.
Si le damos más importancia de lo que merece a estos factores haremos del bateo algo imposible de efectuar.
Simplemente, si pones el bate en la palma de la mano reduces la flexibilidad. Al otro extremo, si lo ubicas demasiado en la punta de los dedos haces del agarre uno muy débil. Sencillamente, el bate se acomóda entre medio de la palma de la mano y la punta de los dedos, donde tengas la mayor comodidad y flexibilidad posible.

 
Presión que se ejerce en el bate
Existen dos extremos al ejercer presión en el bate; el que no aprieta el bate lo suficiente y el que lo aprieta demasiado.
Son muy pocos los bateadores que no ejercen suficiente presión en el bate para mantenerlo en sus manos, esto ocurre mayormente en las ligas infantiles.
El problema más común se presenta en el otro extremo. Son muchos los bateadores que aprietan demasiado el bate.
Las razones más comúnes por las cuales los bateadores aprietan tanto el bate son las siguientes: el miedo, la ansiedad de dar un hit y la mala instrucción.
El resultado siempre es el mismo; la tensión, el peor enemigo del bateador.
Al apretar el bate más de lo necesario comienza la tensión en las manos, que luego se pasa a los brazos, hombros y torso.
Cuando el bateador viene a darse cuenta, si es que se da cuenta, todo el cuerpo esta tenso y rígido. Es imposible desarrollar un buen swing con el cuerpo rígido y falto de fluidez. Confía en tus instintos. Y deja que ellos te digan cuanta presión debes ejercer en el bate.
El mejor ejemplo se puede encontrar al martillar un clavo.
Con seguridad no aprietas el martillo todo el tiempo.
Simplemente presionas lo suficiente antes del contacto con el clavo para que el martillo no se salga de la mano.
Al realizar un swing utilizas la misma técnica.
Se sostiene el bate con las manos relajadas, y antes de hacer contacto con la bola tus instintos te dirán el preciso momento de apretarlo y cuanta presión debes ejercer en el mismo.

 
Posición correcta en la caja de bateo
Muchos jugadores se reconocen solamente con ver la posición que asumen en la caja de bateo. Andrés Galarraga, Roberto Alomar, Tony Batista todos tienen una posición particular al pararse en la caja de bateo.
Pero no importa cúal es la posición inicial de cada uno de ellos al iniciar su bate en dirección de la bola todos llegan a una posición común.
 Esta posición al atacar la bola es la siguiente:
La mayoría del peso del cuerpo lo sostiene la pierna trasera.
La pierna delantera se encuentra con el pie apenas tocando el suelo.
La punta del pie delantero apuntando hacia adentro.
Las rodillas ligeramente dobladas.
El hombro delantero hacia adentro.
Las manos separadas del cuerpo a unas seis u ocho pulgadas detrás del hombro trasero.
El bate en una posición de 45 grados con el suelo.
La quijada casi pegadando con el hombro delantero.
A esta posición debe llegar todo bateador .
 El sentido común nos dice que tomando en cuenta que esta es la posición que debemos llegar y que sólo contamos con medio segundo para poder pegarle a la pelota entonces nuestra posición inicial en la caja de bateo debe estar lo más cerca posible a esta posición.
 
Resumiendo:
La posición inicial en la caja de bateo debe ser una que nos lleve lo más rápido y fácilmente a la posición ideal para iniciar el ataque hacia la pelota.
La posición inicial correcta en la caja de bateo es la siguiente:
Las piernas alineadas hacia el lanzador.
La pierna delantera se encuentra con el pie apenas tocando el suelo.
La separación entre los pies debe ser un poco más ancho que la anchura de los hombros.
La punta de ambos pies deben estar apuntando hacia el plato.
El peso debe estar inclinado ligeramente hacia el frente en la parte delantera del pie.
Las rodillas ligeramente dobladas.
El hombro delantero hacia adentro casi tocando la quijada.
Las manos separadas del cuerpo unas seis a ocho pulgadas.
Las manos detrás del hombro trasero.
La cabeza en una posición que permita ver la bola con ambos ojos.
Esta es la posición básica para todo bateador. Desde esta posición se hacen los cambios pertinentes según las habilidades individuales. Existen dos elementos esenciales en la posición de batear. Primero, tiene que ser cómoda y segundo, tiene que trabajar. Para tener un contacto consistente con la pelota no se puede tener un elemento sin el otro.

 
Posición correcta en la caja de bateo
Muchos jugadores se reconocen solamente con ver la posición que asumen en la caja de bateo. Andrés Galarraga, Roberto Alomar, Tony Batista todos tienen una posición particular al pararse en la caja de bateo. Pero no importa cúal es la posición inicial de cada uno de ellos al iniciar su bate en dirección de la bola todos llegan a una posición común. Esta posición al atacar la bola es la siguiente:
La mayoría del peso del cuerpo lo sostiene la pierna trasera.
La pierna delantera se encuentra con el pie apenas tocando el suelo.
La punta del pie delantero apuntando hacia adentro.
Las rodillas ligeramente dobladas.
El hombro delantero hacia adentro.
Las manos separadas del cuerpo a unas seis u ocho pulgadas detrás del hombro trasero.
El bate en una posición de 45 grados con el suelo.
La quijada casi pegadando con el hombro delantero.
A esta posición debe llegar todo bateador . El sentido común nos dice que tomando en cuenta que esta es la posición que debemos llegar y que sólo contamos con medio segundo para poder pegarle a la pelota entonces nuestra posición inicial en la caja de bateo debe estar lo más cerca posible a esta posición.
 
Resumiendo:
La posición inicial en la caja de bateo debe ser una que nos lleve lo más rápido y fácilmente a la posición ideal para iniciar el ataque hacia la pelota.
La posición inicial correcta en la caja de bateo es la siguiente:
Las piernas alineadas hacia el lanzador.
La pierna delantera se encuentra con el pie apenas tocando el suelo.
La separación entre los pies debe ser un poco más ancho que la anchura de los hombros.
La punta de ambos pies deben estar apuntando hacia el plato.
El peso debe estar inclinado ligeramente hacia el frente en la parte delantera del pie.
Las rodillas ligeramente dobladas.
El hombro delantero hacia adentro casi tocando la quijada.
Las manos separadas del cuerpo unas seis a ocho pulgadas.
Las manos detrás del hombro trasero.
La cabeza en una posición que permita ver la bola con ambos ojos.
Esta es la posición básica para todo bateador. Desde esta posición se hacen los cambios pertinentes según las habilidades individuales. Existen dos elementos esenciales en la posición de batear. Primero, tiene que ser cómoda y segundo, tiene que trabajar. Para tener un contacto consistente con la pelota no se puede tener un elemento sin el otro.

 
Profundidad en la caja de bateo
Entre varios factores a considerar al ubicarte en la caja de bateo dos de ellos resultan sumamente importantes para decidir la profundidad en la cual de vas posicionar.
El primero es a que tipo de lanzador te vas a enfrentar, si es uno de buena recta o es uno curvas o tal vez ambos lanzamientos tienen la misma efectividad.
Segundo, que tipo de lanzamiento bateas mejor, el lanzamiento alto en la zona de strike o el lanzamiento bajo.
En ambas situaciones la lógica es la que influye en tú decisión.
 Si enfrentas a un lanzador de bola rápida tienes menos tiempo para reaccionar y darle a la bola. Así que lo más prudente sería que te ubicarás más profundo en la caja de bateo, de esta forma ganarás un poco más de tiempo para efectuar tu swing.
De igual forma si te enfrentas a un lanzador de curvas deberías situarte al frente. El ubicarte al frente te ayudará a conectar el lanzamiento antes de que ese siga desarrollando su curva, restandole efectividad de esta forma.
Cuando enfrentas alguien que tiene la misma efectividad tanto en la recta como en la curva, entonces decides en base a tu fortaleza.
Si eres bateador de bola alta o baja. Lo que nos lleva a la segunda situación.
El bateador de bola alta debe ubicarse al frente en la caja de bateo donde los lanzamientos pasan a una mayor altura.
 Por el contrario, si eres un bateador de bola baja debes posicionarte atrás donde los lanzamientos, especialmente la curva, pasan en un punto más bajo. Estos factores no parecen de gran importancia de primera intención, pero cuando estamos hablando de milésimas de segundos, que es lo que se tarda un lanzamiento en llegar al plato desde que lo suelta el lanzador, estos cambios sencillos pueden ser la diferencia entre conectar bien la bola o no.
 
El béisbol es un juego de por pocos:
 por poco ganamos,
por poco doy un jonrón,
por poco me robo la base.
Los pequeños ajustes como el que acabo de explicar son la diferencia entre el por poco y lo logré.
 
El Balance

El balance es un factor importante en cualquier disciplina atlética.
El béisbol no es la excepción.
Al buscar el balance necesario para conectar efectivamente la bola son esenciales los siguientes cinco elementos:
Una distribución proporcional del peso del cuerpo entre las piernas.
La distancia entre los pies debe ser del mismo ancho de los hombros.
El torso debe estar inclinado levemente hacia el frente.
El peso del cuerpo debe recaer en la parte delantera del pie (en el empeine), no en los talones.
Las rodillas deben estar levemente dobladas.
Primero, la distribución del peso debe recaer por igual en ambas piernas. Poner más peso en una pierna que en la otra trae consigo tensión en la pierna que más peso está sosteniendo. Factor que interfiere con la fluidez de movimiento.
La distancia entre los pies debe ser más o menos del mismo ancho de los hombros. Quizás más ancho, quizás más juntos, pero no tan seprados que luego no puedas transferir el peso, ni tan juntos que tengas que dar un paso muy largo.
Ambos extremos hacen perder el balance.
Inclinar el torso levemente hacia el frente.
Esto ayudará a mantener relajado desde la cintura hacia arriba.
Se adquiere mejor balance de esta forma además de que se puede conectar mejor los lanzamientos afuera.
Al mismo tiempo que se inclina el torso hacia el frente se debe poner la mayor parte del peso del cuerpo en la parte delantera del pie, lo que llaman el empeine.
 Esto dará una sensación de estar tirando el peso en dirección del plato (home plate) y evitará que se ponga el peso en los talones.
Al efectuar esta acción los talones deben quedar ligeramente separados del suelo. Nunca, nunca se batea con el peso en los talones, es imposible mantener balance durante el swing de esta forma.
Por último, para lograr balance en el swing se deben doblar levemente las rodillas. Por medio de esta acción se elimina presión de las piernas y se mantienen relajadas.
Además se puede batear los lanzamientos bajos con más facilidad. Se debe evitar doblar las rodillas antes de inclinar el torso hacia el frente.
 Si se doblan primero las rodillas y luego se inclina el cuerpo hacia el frente, el peso del cuerpo recae en los talones.
Como ya se ha mencionado, no es recomendable.
Primero,se inclina el cuerpo hacia el frente y luego se doblan las rodillas.
Todo el procedimiento de cinco pasos parece largo, pero mientras más se práctica se puede lograr hacerlo automáticamente en un sólo paso.

 
Ritmo y Movimiento
Existe un número incalculable de formas de bateo y otro tanto de teorías sobre bateo. Pero todos tienen algo en común.
Este denominador común es el elemento de ritmo y movimiento.
El ritmo y movimiento que me refiero es el balanceo que efectúa el bateador mientras esta esperando a que el lanzador tire la bola.
Si te pones de pie y buscas balance (ver Balance), tiras el peso del cuerpo levemente hacia tu pierna derecha, luego hacia la izquierda, derecha, izquierda, etc.
Continúa balanceandote y podrás notar más coordinación del movimiento mientras más lo practicas. Debe ser un movimiento fluido, sin ninguna tensión.
Transfiriendo el peso de una pierna a la otra. Muchos bateadores parecen estar sentados en una mecedora cuando se encuentran en la caja de bateo, pues realizan un movimiento bien marcado, hacia el frente en dirección del lanzador y hacia atrás hacia el receptor. Otros tienen un movimiento casi inapreciable a simple vista, pero existe el movimiento. Lo cierto es que todos los buenos bateadores incluyen el ritmo y movimiento en su estilo de bateo.
Este ritmo y movimiento te ayudara a efectuar la transferencia de peso tan necesaria en el swing de una pierna a otra más efectivamente.
Además, elimina la inercia y la tensión.

 
Selección del bate
El escoger tu bate debes considerar, primero, que tipo de bateador eres: eres un bateador de poder o de contacto. Segundo, el peso y longitud que te conviene para generar el grado máximo de velocidad en tu swing.
Los bateadores de poder utilizan, por lo general, un bate con el mango fino. De esta forma su bate puede entrar y salir más rápidamente de la zona de contacto.
Los bateadores de control utilizan el mango un poco más ancho en sus bates. Estos bateadores se caracterizan por batear detrás del corredor, mucho contacto y bueno en jugadas de bateo y corrido.
Al seleccionar tu bate debes primero identificarte con uno de estos dos tipos de bateadores. Pregunta a tu padre o al dirigente si tienes alguna duda, pero debes ser realista y objetivo. Si no eres un bateador de poder sé sincero contigo mismo.
La velocidad que puedas generar con tu bate es el otro elemento clave en la selección del mismo. Desde el momento en que el lanzador suelta la bola hasta que llega a la zona de contacto, transcurren apena menos de medio segundo.
Para ser un poco más preciso transcurren alrededor de .40 a .45 de segundo. Este hecho te requiere tener un bate con un peso y longitud con el cual puedas generar un swing compacto y explosivo.
Una o dos onzas de más de peso en tu bate, al igual que media o una pulgada más de largo te obligarían a efectuar movimientos innecesarios (tema que se presentará eventualmente). Esto hará de tu swing uno largo y lento, o, inefectivo y vulnerable.
 
Resumiendo, antes de seleccionar tu bate:
Reconoce que tipo de bateador eres para determinar su mango.
Busca el peso y longitud con el cual puedas generar un grado máximo de velocidad en tu swing.
Por: Edwin Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada